El Yoga en pareja puede ayudar a expresar libremente tu sexualidad  

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Yoga y sexualidad

Yoga y sexualidad

Practica estos ejercicios de yoga en pareja y mejora la sexualidad, liberando el cuerpo y la mente para conectarte plenamente con tu pareja

Los ejercicios de yoga sexual están constituidos por estiramientos corporales que relajan el cuerpo y la mente, movimientos de la pelvis que permiten romper verdaderas corazas emocionales (bloqueos psicológicos que se somatizan a la altura de la zona sexual) y técnicas de respiración  que enseñan a observar el ritmo respiratorio y redescubrir las sensaciones que producen a nivel físico y mental.

Las inhibiciones, frustraciones y sentimientos de culpa se combinan a veces con otros bloqueos físicos y emocionales que nos alejan cada vez más de la sana expresión de sexualidad. De a poco nos vamos alejando de nuestra pareja y generamos barreras que se tornan difíciles de volver a cruzar. Pero no te preocupes, porque no todo está perdido.

En esta entrega, encontrarás ejercicios y técnicas para liberar el cuerpo y la mente de las ataduras que te impiden expresar libremente tu sexualidad en pareja y aprenderás la forma de romper esa coraza de una vez y para siempre, para conectarte plenamente con él.

Para conectarse

A causa de la velocidad que impera en las grandes ciudades se están perdiendo el contacto y la comunicación necesarios para una vida saludable. Todas las personas necesitan interrelacionarse mejor entre sí.

Estos ejercicios de a dos permiten perder un poco el temor al “con-tacto”, a la cercanía con el otro y también al rechazo.

Los ejercicios en duplas pueden ser realizados por cualquier tipo de persona, ya que son ejercicios realizados de a dos. Cada uno de los ejecutantes debe estar atento a las posibilidades y limitaciones de su compañero y éste deberá hacer lo propio para trabajar en sincronía.

Buscar el equilibrio entre los dos cuerpos para lograr un objetivo, basándose en el conocimiento del otro, en el marco del respeto y la comprensión, es una tarea integradora que ayuda a mejorar cualquier relación humana.

 Ejercicio

 De pie, espalda con espalda y unidos por las manos, elevar las manos unidas por encima de la cabeza.

  1. Elevar los brazos por encima de la cabeza.
  2. Completar el recorrido hasta quedar enfrentados. 
  3. Recomenzar elevando el brazo contrario de ambos (unido por las manos) por encima de la cabeza.
  4. Luego del giro, posicionarse nuevamente de espaldas. Continuar así repitiendo la secuencia de movimientos y recorriendo el salón, como si se tratara de una danza.
  5. Finalizar como al comienzo, con las espaldas juntas.

Estiramiento

Los estiramientos irán relajando las tensiones del cuerpo que generan molestias, mal humor y predisponen a tener abruptos cambios en el carácter, afectando las relaciones de pareja.

El yoga de la sexualidad reúne a nivel físico los beneficios de una antigua práctica oriental que permite liberar tensiones y relajar el abdomen, aumentando la sensibilidad sexual, acrecentando el placer y la salud de la pareja.

 Ejercicio

  1. Ambos se separan y se sientan en el suelo con las plantas de los pies juntas y las manos unidas.
  2. Realizar un balanceo en esta posición: uno de los dos tira de los brazos del otro, dejando que su espalda vaya hacia atrás (sostenido por su compañero) mientras que el otro cede, realizando una flexión anterior. Repetir a la inversa el movimiento, complementándose para poder ejecutarlo sin dañarse en el intento.
  3. De pie, ubicarse enfrentados (a dos brazos de distancia entre sí) y tomarse las manos.
  4. Realizar una flexión anterior simultánea, estirando bien la cadena posterior de músculos, mientras se mantienen sujetos fuertemente por las manos.
  5. Acercarse con los pies muy juntos y, tomados de las manos, realizar a dúo una flexión hacia atrás, dejando que la cabeza comande el tronco arqueándolo en forma redondeada.

Postura del camello

Para que esta postura esté bien ejecutada, debe tener tensión en la cintura abdominal. El peso de la cabeza dobla la columna hacia atrás, arqueando el cuerpo, con beneficios a nivel de los órganos sexuales, de excreción y actuando sobre el sistema nervioso parasimpático pélvico.

La torsión es un movimiento corporal que afecta la respiración. Todo movimiento de torsión pide una exhalación.

La postura del camello trabaja el plexo cardiaco, desbloqueando la zona emocional.

Ejercicio

  1.  Comenzar de rodillas, enfrentado uno con el otro.
  2. Arquear el tronco hacia atrás, abriendo el pecho (zona emocional) y llevando las manos hacia los tobillos.
  3. Tratar de sincronizar la respiración con la mente concentrada en el chakra coronario.

Medio puente y pinza

Al lograr la conexión entre las columnas de los dos integrantes de la pareja, se favorece la relación energética. Dicen los clarividentes que el aura o energía de dos personas que se aman se fusiona formando un solo campo energético.

Las posturas de medio puente y pinza favorecen la relajación de los músculos espinales y la flexibilidad de la columna vertebral. La pinza trabaja, además, sobre el centro energético Swadistana o sexual, el chakra raíz (base de la columna) y el Manipura (plexo cardíaco).

Ejercicio

  1.  Uno de los dos se sienta en el suelo, flexionando el cuerpo hacia adelante.
  2. Mientras, el otro se acuesta sobre su espalda y, tomándose de los pies de su compañero, realiza la postura de medio puente.
  3. Se invierte la posición de las personas equilibrando sus cuerpos, complementándose armónicamente.

Masaje tántrico

Lejos de ser un acto lujurioso, el masaje tántrico es una mezcla de quiropraxia china y masaje en duplas. Permite un acercamiento mayor de la pareja en el plano espiritual y es un acto de entrega que genera contención, alivio de tensiones (por lo general mentales) y placer. Un momento más para compartir con el ser amado, salir un poco de la cotidianeidad y beneficiarse mutuamente.

Frecuentemente cargamos con responsabilidades y problemas no resueltos que contracturan la parte alta de la espalda. Es por ello que conviene comenzar el masaje trabajando esta zona del cuerpo. Si lo desean, pueden incorporar al masaje aceites aromatizantes.

Ejercicio

  1. La persona que está ubicada boca abajo en la alfombra coloca la mejilla sobre ambas manos y el masajista apoya los dedos índice, medio y anular de su mano derecha (ayudándose con la mano izquierda para reforzar la presión ejercida), mientras describe pequeños círculos a lo largo del lado derecho de la espalda, hasta llegar a la nuca. De la misma manera procederá a lo largo del lado izquierdo.
  2. Uno sobre una alfombra, boca abajo, codos flexionados y mentón sobre las manos. Otro, a horcajadas de su compañero, coloca sus manos a ambos lados de la columna. Sincronizan respiración y luego se ejerce presión, recorriendo la columna hacia los omóplatos en forma ascendente y descendente. Al presionar, los dos exhalan.
  3. Con este masaje relajaremos los agarrotamientos profundos de la espalda. La persona que ejecuta el masaje apoya el codo derecho a la derecha y el izquierdo a la izquierda de la columna vertebral de su compañero. El masaje debe realizarse con los codos, mediante una leve presión y pequeños movimientos de vaivén verticales, desde el sacro hasta la nuca. Poner mucha atención para asegurarse que la presión no sea excesiva.
  4. Quien realiza el masaje debe sentarse a la izquierda de su pareja y apoyar la mano derecha sobre el omóplato izquierdo y la izquierda sobre el glúteo derecho. Luego de sincronizar las respiraciones, con cada exhalación ejercerá una ligera y simultánea presión con ambas manos: hacia arriba con la derecha y hacia abajo con la izquierda. Después, sentándose del lado derecho, realizará la misma maniobra.