Los distintos tipos de masajes, técnicas y consejos

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
masajes terapéuticos

Masajes terapéuticos

Los efectos de los masajes son infinitos, tanto para el cuerpo como para el espíritu. A continuación, te invitamos a conocer 12 masajes orientales y occidentales, para que puedas disfrutarlos en un momento de puro relax.

12 masajes para consentirse y gratificar

  1. Californiano

El masaje californiano es originario del Instituto Esalen, California en 1960. Sus principios están basados en la psicología Gestáltica. Es el ‘arte’ del contacto sensitivo que incorpora sutileza, técnica y armonía para llegar tanto a lo muscular como a lo emocional de quien lo recibe. Este masaje se caracteriza por movimientos largos y envolventes que van desde el cuello hasta la punta de los pies, trabajando sobre las cadenas musculares y tejido conectivo (fascia muscular), dándole mucha importancia al ritmo y a la continuidad de cada maniobra. Además, están presentes los amasamientos, estiramientos, elongaciones suaves, presiones con palma de mano, codo y antebrazo, digitopresión y hamacados armónicos. Si bien no es una técnica utilizada por kinesiólogos ni otros profesionales del área, este masaje puede ayudar a aliviar y relajar tensiones musculares, dolores articulares, contracturas, cansancio, limitación del movimiento en determinadas zonas, estrés, bloqueos energéticos y emocionales. Este masaje también es apto para embarazadas.

 2. Sueco

De acuerdo con el libro Masajes curativos, es el resultado de la integración de diversas técnicas que conoció su creador –el sueco Henrik Ling- en un viaje a China, combinadas con manipulaciones que desarrolló luego de años de estudios sobre el cuerpo y el movimiento. Este masaje acorta el tiempo de la recuperación de los músculos, limpia los tejidos finos del ácido láctico, ácido úrico, y otros desechos metabólicos acumulados en las diferentes capas musculares. Primero se aplica aceite tibio sobre la piel y se realizan secuencialmente seis técnicas básicas:

  • Effleurage (frotar ligeramente): son movimientos de deslizamiento utilizando los pulgares, yemas y palmas de las manos a lo largo del cuerpo en dirección al corazón.
  • Petrissage (amasamiento): estos movimientos, similares al amasado de pan, desplazan los músculos y los despegan de los huesos. Se los hace rodar y se los exprime con las manos, los pulgares y las yemas, estimulando la circulación local.
  • Fricción: se trata de movimientos circulares con las palmas y los dedos que alivian la tensión, especialmente en la zona que rodea la columna vertebral.
  • Tapotement (percusión): con las palmas de las manos cerradas y enroscadas se dan palmaditas suaves en la espalda y en otros grupos musculares, que energizan y activan la circulación.
  • Vibración: consiste en sacudir el cuerpo con movimientos oscilatorios aplicados con las manos.
  • Cepillado: son movimientos que se realizan deslizando la punta de los dedos sobre el cuerpo con toques muy suaves, que generalmente son usados al final de un masaje completo.

 

  1. Tailandés

Es una técnica de masaje que tiene aproximadamente 2.500 años de antigüedad y nace y se desarrolla fuertemente emparentada con el budismo. Consiste en técnicas de presión y estiramiento que mejoran el fluir de la energía a lo largo de trayectos energéticos llamados líneas zen. Las sesiones tienen un ritmo constante que es muy particular del masaje tailandés y que lo distingue de otras técnicas. Este ritmo puede ser más activo o pasivo, dependiendo del estilo que se utilice, conforme a los objetivos terapéuticos que se busquen.

Del mismo modo, se trabaja todo el cuerpo -pies, piernas, abdomen, hombros, brazos, manos, cuello, cara, cabeza, y espalda- con excepción de zonas íntimas. Respecto de esto, este masaje se distingue por practicarse con ropa, puesto que es muy respetuoso de la intimidad y por ese motivo se recomienda la búsqueda de un terapeuta serio y con experiencia. Por otro lado, las sesiones se realizan trabajando en el piso y en general tienen una duración de una hora a una hora y media en Argentina, aunque en Tailandia se brindan sesiones que pueden durar tres horas o más. Los especialistas dicen que toda la sesión es una meditación. Sirve para aliviar las afecciones de sistema locomotor, mejora la circulación para las personas que tienen problemas como várices y aumenta la elasticidad. En cuanto a la parte psico-emocional es muy útil para las personas que sufren de depresión y falta de energía. A su vez, es beneficioso para el resto de los sistemas corporales como digestivo, nervioso, y de defensas; aunque de manera menos evidente. Sin embargo, no es un masaje médico y por lo tanto está indicado para mejorar la salud, más que para reparar problemas graves.

 

  1. Masoterapia

La masoterapia reúne diversas técnicas de masaje como el masaje terapéutico, el masaje transverso profundo, el drenaje linfático, la liberación miofascial, el masaje deportivo, masaje sueco, criomasaje, entre otros.  Sus beneficios, son:

  • Aumentar la circulación sanguínea y la oxigenación de la sangre y los tejidos.
  • Disminuir los procesos dolorosos musculares, tendinosos, articulares y óseos.
  • Aumentar la flexibilidad muscular y articular.
  • Ayudar al cuerpo a liberar endorfinas, mejorando el estado anímico y los patrones de sueño.
  • Aliviar tensiones nerviosas y estrés. Combatir la depresión y el insomnio.
  • Mejorar procesos postquirúrgicos y de rehabilitación.
  • Mejorar la eliminación de toxinas, combatir la adiposidad, estrías, flaccidez y celulitis.
  • Aliviar cefaleas y migrañas.
  • Mejorar el proceso de recuperación en lesiones deportivas.

 

  1. Reflexología

La reflexología implica el trabajo con los pies, las manos o las orejas utilizando una compresión específica de los reflejos individuales. En general, los que reciben tratamiento reflexológico suelen tener reacciones depurativas del organismo, tales como aumento de la cantidad de orina, mayor movimiento intestinal, más cantidad de transpiración y movilización emocional.

 

  1. Gestalt

Esta técnica va acompañada va acompañada de un terapeuta y es específicamente efectiva para momentos de estrés. Además, esta técnica combina movimientos cortos y largos en un masaje sensitivo que favorece la manifestación de estados interiores emocionales como la alegría, la angustia y el llanto.

 

  1. Ayurveda

Son originarios de la India y se realiza con aceites de esencias naturales. Se trabaja abriendo las líneas energéticas que están por todo el cuerpo, pueden tratar dolores y afecciones graves combinados con toda la medicina ayurvédica. Además, ayudan a eliminar muchos dolores corporales, favoreciendo la eliminación de impurezas y toxinas y equilibrando emocionalmente. Se recomienda una sesión semanal. Sin embargo, es importante ver primero el caso particular y en base a eso armar un programa, más o menos intenso. Así, cuando la persona se siente mejor, se empiezan a espaciar las sesiones.

Para el ayurveda, los individuos se dividen en tres bio tipos principales de acuerdo a su constitución individual, que se definirá en base a aspectos tanto físicos como psíquicos. Estos tres grandes grupos son: vata, pitta y kapha. Al mismo tiempo casa persona es una combinación de las tres.

 

  1. Rolfing

De acuerdo con el libro Masajes curativos, el rolfing está basado en la manipulación del tejido conectivo –que interviene en el sostén e integración sistémica del organismo- y la reeducación del movimiento. Una vez que se logra reestablecer el equilibrio y la funcionalidad de los grupos musculares, el paciente está en condiciones de realizar los movimientos de la vida cotidiana en forma saludable, sin sobrecargas ni tensiones, mejorando el rendimiento de sus actividades.

 

  1. Masaje con esferas sonoras – Kung Fu Chio

Las esferas combinan la acción mecánica del masaje con la vibración del sonido. Del mismo modo, estos masajes permiten lograr bienestar y armonía y quienes los reciben notan los beneficios inmediatamente. Logran una relajación profunda y mejoran en los ritmos de sueño y estado de ánimo.

Este tipo de masajes, además de resultar sumamente placenteros y proveer de un correcto equilibrio de las energías de quienes los reciben, deben ser aplicados por personas debidamente entrenadas. Estos masajes no pretenden reemplazar a ningún tratamiento médico ni deben ser aplicados a personas que estén embarazadas, niños menores de ocho años, ancianos y personas con patologías tales como cáncer, HIV o procesos infecciosos agudos. Por tal motivo, se aconseja consultar siempre a un médico de confianza antes de iniciar un tratamiento, y recurrir a profesionales calificados.

 

  1. Shiatsu

Es una técnica de digitopresión de origen chino. Se trata de un terapeuta que aplica distintas presiones con los dedos, las palmas de las manos, antebrazos, codos, pies o rodillas sobre los meridianos y otras zonas específicas del cuerpo. También utiliza el estiramiento, las rotaciones y los movimientos de hamaca.

 

  1. Masaje infantil

Esta técnica proviene de tres fuentes: la hindú, la sueca y la técnica de reflexología. Las técnicas hindúes y suecas se complementan perfectamente la una a la otra, puesto que en la técnica hindú los movimientos van hacia las extremidades del cuerpo y liberan tensiones, mientras que la técnica sueca estimula la circulación de la sangre hacia el corazón, favoreciendo el retorno venoso. Los especialistas señalan que el bebé puede recibir masajes en sus piernas, pies, vientre, pecho, brazos, manos, espalda y cara, y que para cada parte del cuerpo se realiza una técnica diferente. Asimismo, los masajes fortalecen los músculos y articulaciones del niño y ayudan a aliviar algunas dolencias comunes en los primeros años de vida, pero sobre todo, le permitirán expresar el amor al bebé a través del tacto y establecer una sólida relación temprana con él.

 

  1. Relajante

Esta técnica se enfoca en la restauración de la unidad cuerpo-mente mediante la descarga de la tensión acumulada en los músculos y la respiración consciente. Los principales beneficios que se logran son:

  • Relajar el cuerpo en su totalidad.
  • Reducir el estrés y el insomnio.
  • Disminuir la ansiedad.
  • Tratar la depresión.
  • Mejorar la autoconciencia corporal.
  • Fortalecer los órganos y los sistemas del cuerpo.
  • Promover la eliminación de toxinas y células muertas.
  • Aumentar la energía y la vitalidad.

 

 

Técnicas para el masaje

  • Amasamiento: consiste en masajear músculos específicos con un movimiento de manos similar al amasado del pan. El especialista levanta el músculo y lo comprime entre el pulgar y los otros dedos de cada mano en forma alternada.
  • Rozamiento: se trata de movimientos superficiales y amplios en grandes zonas del cuerpo. Se utiliza toda la mano, con los dedos unidos, con ritmo regular y presión uniforme.
  • Presión: se practica con las yemas de los dedos y las manos planas a una velocidad lenta en zonas específicas. La idea es generar alternadamente una compresión y descompresión de la sangre y la linfa, similar al sistema de bombeo del corazón.
  • Percusión: se trata de presiones rítmicas enérgicas en forma repetida. Se pueden realizar con las yemas de los dedos, los nudillos, los cantos de las manos, las palmas ahuecadas o con los puños cerrados.
  • Fricción: generalmente se aplica luego del rozamiento superficial. Con movimientos circulares y vibratorios, esta modalidad de masaje moviliza los tejidos más profundos, despegando la piel de los músculos.
  • Pellizcamiento: consiste en tomar el músculo con los dedos en forma de pinza y dar pellizcos levantando la piel para luego liberarla en forma repentina.
  • Vibración: activa los reflejos mediante toques ligeros y sucesivos con las yemas o con las palmas de las manos.
  • Deslizamiento: consiste en movimientos largos, lentos y rítmicos con las palmas de las manos en forma alternada. Luego se agregan roces con los nudillos y con las manos ahuecadas.

 

 

Aceite para masaje relajante

Ingredientes:

  • 75ml de aceite de almendras.
  • 20ml de aceite de girasol puro.
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 4 gotas de aceite esencial de romero.

Mezclar y guardar en un recipiente hermético de vidrio oscuro.

 

Fuente: Bransburg, M. Masajes curativos.