El BOSU en las clases de Pilates  

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

pilates

El BOSU es una de las opciones que aún está de prueba en la Argentina. A continuación, te contamos más acerca de este accesorio que sin duda proporciona otros estímulos al entrenamiento.

Este producto se origina en el campo de la medicina y del entrenamiento en busca de nuevos estímulos para mejorar la propiocepción y el equilibrio.

BOSU es una sigla que proviene de las palabras en inglés “both sides up” que significa “ambos lados hacia arriba”. Esa es justamente una de las cualidades que distinguen al BOSU de otros elementos utilizados en Pilates (pelotas, bandas, rolos) ya que puede utilizarse de los dos lados para lograr diferentes resultados.

¿Qué es el BOSU?

El BOSU es una media esfera inflable, igual que los balones de estabilidad; y del otro lado, cuenta con una plataforma sólida, plana y antideslizante.

Llega al mundo del fitness de la mano de Douglas Brooks M.S., Exercise Physiologist, y de Candice Copeland Brooks, presentadora de fitness internacionalmente reconocida.

Se lo utiliza para el entrenamiento del equilibrio y la estabilidad y para ampliar rangos de movimiento y, al mismo tiempo, ofrecer superficies de trabajo inestables.

Con el BOSU podemos fortalecer y utilizar todos los músculos de nuestro cuerpo, aún los que no podemos ver o sentir.

Todos sabemos que la fortaleza de una cadena depende del eslabón más débil. El cuerpo humano funciona de la misma manera. Un disbalance muscular, incluso del músculo más pequeño, puede causar una falla de todo el sistema. La estabilización del tronco (CORE) es el objetivo primordial de la técnica de Pilates. Los músculos del CORE trabajan en diferentes posiciones: de pie, arrodillados, sentados, en todos los decúbitos y pueden ser estimulados muy eficientemente utilizando el BOSU.

Los beneficios del BOSU

El BOSU puede utilizarse de diferentes maneras:

  • Como elemento de inestabilidad para realizar ejercicios de pie sobre el BOSU.
  • Como elemento de apoyo inestable para otras partes del cuerpo: tronco, cabeza y hombros, pies, manos, codos, rodillas, etc.
  • Como elemento específico para trabajos abdominales y espinales.
  • Como elemento que nos permite ampliar el rango de movimiento en ciertos ejercicios.

Algunos de los ejemplos de estas múltiples utilidades son las siguientes:

  • Ejercicio 1: Puente de hombros: puede realizarse con los pies sobre el BOSU. En este caso, nos proporciona una superficie de apoyo inestable, lo que obliga a trabajar más los músculos de nuestras piernas y tronco, estabilizando la posición. Ante la situación de apoyo inestable, los músculos reaccionan contrayéndose. Además nos amplía el rango de movimiento, logrando así un movimiento más completo y efectivo. En el mismo ejercicio puede apoyarse la cabeza y los hombros en la plataforma, utilizando el lado plano hacia arriba. Esto nos da una superficie de apoyo inestable y nos obliga a estabilizar la cintura escapular y el tronco, a diferencia del ejercicio anterior donde la inestabilidad estimulaba las contracciones de los músculos de los miembros inferiores y cintura pélvica.
  • Ejercicio 2: Inclinaciones laterales sobre la plataforma: de pie sobre el BOSU, se realiza el movimiento de inclinación lateral tratando de mantener fija la pelvis. Este ejercicio es más difícil de controlar que en el piso ya que el BOSU nos ofrece una superficie de trabajo inestable y nuestro cuerpo debe estabilizarla.
  • Ejercicio 3: Círculos con la cadera: el ejercicio se realiza sentado en el BOSU. Las manos están apoyadas en el piso y, las piernas, en el aire. Los pies se colocan en posición Pilates. Se realizan círculos con ambas piernas sin mover la pelvis. El apoyo inestable nos obliga a trabajar mucho más los músculos del tronco y la pelvis para estabilizar la posición y poder realizar los movimientos de las piernas sin mover la pelvis.
  • Ejercicio 4: Nados: acostados boca abajo sobre el BOSU, se llevan a cabo movimientos de natación estilo pecho con los brazos. El tronco está apoyado desde el abdomen pero el pecho, la cabeza y los brazos están en el aire. La columna debe estar alineada con la pelvis y la cabeza. El apoyo elevado nos permite trabajar los espinales sin hiperextender la columna y, a su vez, nos brinda una superficie de trabajo inestable que involucra un mayor trabajo muscular de estabilización.

La propiocepción

Es la capacidad con la que cuenta el cuerpo para detectar el movimiento y la posición de las articulaciones. No sólo se refiere a los movimientos que se practican en las diferentes disciplinas vinculadas a la actividad física sino también a los que se realizan en la vida cotidiana (caminar, mover los brazos, flexionar las piernas, etc.).

El sistema propioceptivo está formado por receptores nerviosos denominados propioceptores. Se encuentran en los músculos, las articulaciones y los ligamentos y detectan el grado de tensión y el estiramiento muscular. El cerebro es el encargado de procesar esta información y enviarla nuevamente a los músculos para que ellos realicen los ajustes necesarios de tensión y estiramiento a través de un proceso subconsciente y reflejo.

Por la Prof. Diana Bustamante

  • Entrenadora Nacional de Técnicas de Gimnasia, Musculación Deportiva y Levantamiento de Pesas.
  • Personal Trainer especializada en Elongación y Pilates.
  • Directora del Centro de Capacitación MASTER FITNESS.
  • Responsable de la organización de los Programas de Entrenamiento Stretching, Power Flex, Power Local, Fit Pilates, Stretching Spa y Fit Glide.
    www.dianabustamante.com.ar