Numerología: cómo influyen los números en las personas

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

numerologia

La numerología se ocupa de la fecha de nacimiento, pero también analiza nombres y apellidos. Así se comprueba que, en la denominación de las personas, puede haber números excesivos, dominantes, suaves y ausentes. Cada uno tiene un significado concreto y habla de los diferentes rasgos del carácter.

Nombre de identificación

Si se quiere investigar qué dicen los números de nosotros a partir del nombre, se debe empezar por decidir cuál es ese nombre. Una vez que se ha decidido cuál es el nombre con el que uno se identifica, veremos qué dice la numerología con respecto a la personalidad.

Tabla de equivalencias

La técnica que se utiliza en la numerología actual para reducir letras a números es la misma que utilizaban los antiguos hebreos: ellos asociaban el valor de los números al sentido de las letras, de modo que cada letra hebrea tenía un significado profundo que se encontraba intrínsecamente relacionado con su correspondiente número.

A continuación, la equivalencia de las letras actuales en números:

1:         A,  J,  S

2:         B,  K,  T

3:         C,  L,  U

4:         D,  M,  V

5:         E,  N, Ñ,  W

6:         F,  O,  X

7:         G,  P,  Y

8:         H,  Q,  Z

9:         I,   R

 

A partir de estas equivalencias se puede analizar el nombre de una persona: se escribe el nombre completo con el cual se identifica y, bajo cada letra, se anota el número que le corresponde según la tabla.

Tipos de números

Cuando escribas el nombre en números, verás que seguramente algunos números se repiten dos o varias veces, y al menos uno no aparece. Por eso, deberás elaborar una lista de los números del 1 al 9, para enseguida escribir a su lado el número de veces que aparecen en el nombre. Así se puede diferenciar entre números excesivos, dominantes, suaves y ausentes, que definen distintos aspectos de la personalidad.

Un número es excesivo cuando aparece en un 25 % del nombre. Cuando un número se repite bastante pero no llega a esta proporción, se trata de un número dominante, no excesivo. Los números que no aparecen son ausentes, y los números restantes pueden considerarse suaves.

A continuación brindamos los diferentes significados que asigna la numerología según las veces que un número aparece en el nombre:

Números excesivos

Los números excesivos tienden a mostrar un aspecto negativo del carácter: por eso, conociendo los números de nuestro propio nombre, podemos trabajar ciertos rasgos negativos de la personalidad.

1: Tendencia a sentirse agredidos y perseguidos.

2: Tendencia a dejarse dominar.

3: Tendencia a la superficialidad y a la verborrea.

4: Tendencia a buscar lo material y rechazar lo espiritual.

5: Tendencia a afrontar mal los cambios en la vida.

6: Tendencia a cargar con responsabilidades ajenas y a sentirse culpable.

7: Tendencia a conducir en forma negativa su propia libertad.

8: Tendencia a llevar una doble vida, ya sea en lo material o en lo espiritual.

9: Tendencia a caer en extremos religiosos o a creerse un ser especial.

 

Números dominantes

Son aquellos que aparecen en una posición intermedia entre los excesivos y los suaves. Muestran una cualidad o característica fuerte que puede utilizarse para llegar a ser mejor.

1: Posibilidad de escalar, pero a menudo a costa de la soledad.

2: Capacidad de progresar silenciosa y efectivamente.

3: Equilibrio interior, que brinda serenidad.

4: Organización y aplicación en el trabajo dirigido a lo material.

5: Capacidad de equilibrio pese a estar siempre en movimiento.

6: Talento para poner armonía y amor en todas las actividades.

7: Buena fortuna, sólo en la medida en que se tenga un buen guía.

8: Aspiración a ser íntegro, a riesgo de poner a prueba la estabilidad.

9: Gran impulso natural hacia la perfección espiritual.

 

Números suaves

Los números suaves son aquellos que se ubican entre los dominantes y los ausentes. No tienen gran importancia, pero hay tendencias de carácter más o menos marcadas según aparezcan más o menos veces. Se los puede interpretar según las características de los números dominantes y ausentes, pero en forma más suave.

 

Números ausentes

Los números ausentes son aquellos que no aparecen, e indican características de personalidad que pueden ayudar a trabajar el carácter de modo de mejorar los propios defectos.

1: Tendencia al desequilibrio y a la debilidad de carácter.

2: Tendencia a la sensibilidad y la franqueza agresiva.

3: Tendencia a comunicarse y expresarse mal, sin cautela.

4: Tendencia a ser indulgente consigo mismo y a la desconcentración.

5: Tendencia a la rigidez, a lo rutinario y a la falta de creatividad.

6: Tendencia al perfeccionismo, sin considerar opciones.

7: Tendencia al pesimismo, a la inseguridad y a la falta de autoestima.

8: Tendencia a la inestabilidad y a la hiperactividad.

9: Tendencia a la búsqueda de poder y al egocentrismo.

Qué dicen los números respecto a la salud

La numerología también puede advertir sobre los puntos débiles de nuestro cuerpo, allí donde están los riesgos de enfermedad o los órganos más propensos a sufrir diversos trastornos.

Para saberlo se utiliza el número del día de nacimiento: para las personas que hayan nacido en un día entre el 1 y el 9 (el mes y el año no juegan aquí ningún rol), el número de la salud es igual al del día de su nacimiento. Los nacidos entre el 10 y el 31 deben reducir su número a un solo dígito, sumando las dos cifras (por ejemplo, en el caso de alguien que haya nacido un día 18, tenemos: 1+8=9, que es el número que le hablará de su salud. Para una persona que haya nacido un día 29, se suma 2+9=11. Como el 11 tiene dos dígitos, se vuelve a sumar: 1+1=2).

Una vez que obtenemos este número podemos encontrar indicaciones sobre los puntos del organismo más propensos a enfermar, allí donde se concentran los mayores riesgos para la salud:

  1. Se debe cuidar el corazón y el sistema circulatorio. Se recomienda no sobrepasarse en los esfuerzos físicos y mantener una dieta adecuada.
  2. Problemas con el sistema digestivo, debido a desórdenes nerviosos y todo aquello que repercute en la digestión, por ejemplo, las comidas.
  3. Una actividad excesiva, sobre todo en el trabajo, suele alterar el sistema nervioso de estas personas, lo que causa enfermedades de la piel.
  4. Se recomienda una dieta vegetariana, que resulta propicia para aliviar las enfermedades de los nervios que se asocian a este número.
  5. Las dificultades surgen de una excesiva preocupación por las cosas, lo que puede causar insomnio. Estas personas deben aprender a tranquilizarse.
  6. Los problemas se concentran antes que nada en las zonas de la garganta y del tórax. Una vida saludable al aire libre es la adecuada.
  7. Se es propenso a tener problemas en la piel, lo que proviene del afán de seguir controlando las cosas aún cuando se las tenga dominadas.
  8. Hay que cuidar especialmente el hígado y prevenir las enfermedades sanguíneas y el reumatismo. Es adecuado seguir un régimen vegetariano.
  9. Se tiene debilidad por las comidas grasosas que, a la larga, pueden ocasionar todo tipo de problemas. Los niños tienen tendencia a sufrir fiebre.

 

Las relaciones entre los números

 Todos nos entendemos mejor con algunas personas que con otras, y los factores que determinan un mejor o peor entendimiento son muchos: entre ellos se encuentra el número de la personalidad, basado en la suma de todos los números correspondientes a las letras del nombre completo hasta que queda reducido a un solo dígito.

Estas son las correspondencias con las personas de otros números.

  1. Uno. Se lleva bien con el 2, el 3 y el 6, y, en menor medida, con el 5 y el 7. Conviene que evite al 8 y al 9, y, muy especialmente, a otro 1.
  2. Dos. Armoniza con el 1, el 3, el 4, el 5, el 6, el 8 y otro 2. Con los otros números, no tiene mayores problemas.
  3. Tres. Tiene muy buenas relaciones con otro 3, el 1, el 5, el 6 y el 8, pero se entiende también con todos los otros números.
  4. Cuatro. Relaciones muy buenas con el 2, el 7, el 8, el 9 y otro 4, y aceptables con el 6. Con el 3 y el 5 puede haber entendimiento.
  5. Cinco. Gran entendimiento con otro 5, así como con el 3 y el 6, y aceptable con el 1, el 2, el 4 y el 8. Difícilmente pueda entenderse con el 9.
  6. Seis. Buenas relaciones con el 1, el 2, el 3, el 5 y otro 6. Puede ser más difícil con el 8, a menos que ambos cedan bastante. Muy difícil con el 7.
  7. Siete. Pueden entenderse bien con el 4, el 9 y otro 7. Un poco más complicadas son las relaciones con el 1 y el 8. La relación más difícil es con el 6.
  8. Ocho. Gran entendimiento con el 2, el 4, y el 9, y bastante bueno con el 3, y el 5.  Relaciones difíciles con el 1 y otro 8.
  9. Nueve. Excelentes relaciones con el 4, el 7, el 8 y otro 9. También se lleva bien con el 3 y el 6. Problemas con el 1 y con el 5.

 

 

Números hereditarios

El número hereditario generalmente indica una cualidad heredada de los padres, ya sea genéticamente o por medio de la educación. Se calcula sumando los números correspondientes a las letras de los apellidos hasta reducirlos a un solo dígito.

Estas son las cualidades de los números hereditarios:

  1. Autoconfianza.
  2. Equilibrio.
  3. Espíritu abierto.
  4. Orden.
  5. Entusiasmo.
  6. Comprensión.
  7. Reflexión.
  8. Voluntad.
  9. Lealtad.

 

Características personales

El número activo o clave indica una cualidad personal muy fuerte que puede manifestarse o subyacer en forma latente (en este caso, se la puede desarrollar muy fácilmente).

Se calcula sumando los números de las letras del nombre de pila y reduciéndolos a un dígito.

  1. Ingenio.
  2. Sensibilidad.
  3. Adaptabilidad.
  4. Organización.
  5. Curiosidad.
  6. Armonía.
  7. Intuición.
  8. Energía.
  9. Dedicación.

 

La búsqueda del progreso

El número íntimo o de la suerte corresponde al impulso, y es el que ayuda a una persona dirigir la voluntad y el vigor como un impulso hacia la realización y el progreso.

Se obtiene a partir de las vocales del nombre completo. Como siempre, hay que sumar sus valores, de acuerdo a la tabla hasta reducir el número resultante a un solo dígito.

Aquí van algunas recomendaciones. Según la suerte y el número que resulte:

  1. Sea creativo. En su actuar espontáneo se encuentra la fuerza para crecer. Pero no olvide sus responsabilidades, sus deberes, pues en la medida que los asuma se fortalecerá su espíritu.
  2. Ponga atención a todo lo que se le ofrece, y sepa distinguir las apariencias de la realidad. No juzgue a nada ni a nadie; simplemente, intente captar el sentido oculto de las cosas.
  3. Su sonrisa, su espontaneidad y su sencillez son las llaves maestras para ir avanzando a buen paso por la vida. No olvide la importancia de ser humilde y estar abierto ante los demás.
  4. Su estabilidad depende de su grado de sensatez y lucidez ante la vida cotidiana. Para avanzar realmente hay que actuar sin dejarse aprisionar por las opiniones de terceros.
  5. No se ha nacido para acumular cosas del pasado. Usted puede conquistar su libertad en la medida en que se deshaga de lo viejo. La vida es un constante movimiento de renovación.
  6. Busque el modo de ir calmando su fuerza emocional, intentando no implicarse tan fuertemente en lo que vive. La paz espiritual que busca llegará en la medida en que se deshaga de las emociones devastadoras.
  7. El silencio es necesario para usted, lo cual no significa que deba dejar de comunicarse con los demás. Pero es el silencio el que puede traerle respuestas a sus preguntas y dudas.
  8. Su fuerza proviene fundamentalmente de su sentido de la justicia, tanto respecto de sí mismo como de los otros. Hay que aprender a usar ese sentido con lucidez, y saber dar a cada cosa su verdadero valor.
  9. No espere reconocimientos, actúe impersonal y modestamente para ayudar a otros, y así podrá desplegar su fuerza. Deje actuar libremente a su corazón. La naturaleza lo recompensará con todo lo que merece.