Consejos para combatir la fatiga durante el embarazo

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
embarazo_fatiga

Embarazo y fatiga

El embarazo provoca en la mujeres un cansancio adicional, si bien es normal sentirlo, sobre todo al principio y al final del embarazo, es posible combatirlo y de esta manera preparar el cuerpo para el trabajo que le espera.

¿Cuáles son las causas de la fatiga durante el embarazo? En la primera etapa del embarazo, el cuerpo origina mayores cantidades de la hormona denominada progesterona, lo que puede hacer sentir a la mujer algo lenta y soñolienta. El organismo también produce más sangre para traspasar nutrientes al bebé, esto quiere decir que el corazón y otros órganos tendrán más tarea por hacer. Además varía la forma en que el cuerpo procesa esos alimentos y nutrientes. El cansancio es producto de todos estos cambios, que son estresantes para el cuerpo, como lo son a nivel emocional y psicológico también, lo que redobla la sensación de fatiga.

Hacia el final del embarazo el bebé aumenta de peso, lo que pone a prueba aún más la fuerza del cuerpo de la mujer. En esta etapa final se producen ciertos cambios que pueden producir cansancio:

  • Problemas a la hora de dormir.
  • Necesidad de orinar con más frecuencia durante la noche.
  • Calambres en las piernas durante la noche.
  • Acidez estomacal.

La anemia también puede llevar a sufrir fatiga, sobre todo aquella que indica faltantes de hierro y que afecta prácticamente a la mitad de las embarazadas. El organismo requiere hierro para originar hemoglobina, la sustancia que se localiza en los glóbulos rojos cuyo objetivo es transportar oxígeno a los tejidos y al bebé. El cuerpo necesita más hierro por las necesidades del bebé, y también produce un aumento de sangre por la que la embarazada perderá durante el parto.

Consejos para evitar un exceso de fatiga durante el embarazo

  • Dormir siestas durante el día, luego de la hora del almuerzo o antes de la cena.
  • En el trabajo, tomar descansos frecuentes para moderar el ritmo laboral y recobrar energías.
  • Acostarse más temprano, especialmente si se despierta varias veces durante la noche. Lo ideal es acostarse cuando baja el cansancio y no forzarse a estar despierta hasta la hora habitual de acostarse.
  • Evitar levantarse durante la noche. Para eso es conveniente tomar líquidos a lo largo del día. No tomar bebidas hasta dos o tres horas antes de acostarse para no tener que interrumpir el sueño para orinar con tanta frecuencia. En cuanto a la acidez estomacal, lo que se aconseja es cenar varias horas antes de ir a dormir. Para evitar los calambres nocturnos, se aconseja estirar suavemente los músculos de las piernas.
  • Hacer ejercicio, siempre que el médico no indique lo contrario, por lo menos media hora al día. Esta actividad levantará el ánimo de la embarazada mejorará su nivel de energía.
  • Beber en abundancia, ya que la falta de líquidos contribuye a la fatiga.
  • Evitar las situaciones de estrés. Limitar las actividades que produzcan cansancio a la embarazada. Por el contrario, es conveniente dedicarle tiempo a las actividades que calman y relajan. Incurrir a técnicas de relajación, como la respiración profunda o la meditación cuando sienta que necesita un descanso.
  • Pedir ayuda con las tareas de la casa.
  • Comer bien: dieta balanceada rica en hierro y proteína. Es particularmente importante comer alimentos ricos en hierro durante el embarazo, como por ejemplo carnes rojas, mariscos, aves, cereales y pastas fortificadas con hierro o de harina integral, verduras de hoja verde oscuro, frijoles, nueces y semillas. Si toma jugos cítricos cuando come las comidas ricas en hierro, le ayudará al cuerpo a absorber mejor este mineral.
  • Tomar vitaminas prenatales y suplementos, si es que el médico lo recomienda.

Aunque la sensación de fatiga es algo normal durante el embarazo, es conveniente consultar al médico cuando:

  • Siente fatiga repentina.
  • La sensación de fatiga persiste aún con el descanso adecuado.
  • La fatiga es grave luego del segundo trimestre.