Combate y evita el estrés con las siguientes recomendaciones

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estrés

El síndrome de estrés es más común de lo que creemos, aprende cómo enfrentarlo y reducir los efectos nocivos que tiene sobre el organismo.

El estrés es la respuesta del organismo a un estado de tensión excesivo y permanente que se prolonga más allá de las propias fuerzas. En estos tiempos, cuando el organismo responde con la máxima eficacia y no logra mantenerse íntegro en un ambiente que lo supera, se desencadena una reacción de estrés tanto mental como físico. La persona estresada alcanza unas condiciones de tensión emocional e intelectual, de acumulación de sobreesfuerzo constante que lo llevan al borde del agotamiento.

El estrés afecta la actividad profesional y el rendimiento en el trabajo, en los estudios, y en la vida personal. Sus consecuencias extremas son una extenuación mental y física producida por una sobrecarga emocional constante. La persona afectada intenta atender demasiadas exigencias inaplazables y finalmente se ve desbordada. No se siente capaz de dar nada de sí a los demás y reduce el contacto con las personas de su entorno al estrictamente necesario. Esto hace que el sujeto en cuestión vea a otras personas u otras situaciones de forma distorsionada y negativa, ignorándolas, lo cual lo llevará a cumplir con sus obligaciones olvidando el aspecto humano. Estos sentimientos negativos hacia los demás progresarán hacia sí mismo, creando sentimientos de culpa, de fracaso, baja autoestima, y todo esto acrecentará el riesgo de depresión.

Algunos consejos para evitar el estrés:

  • Dormir siete u ocho horas diarias, que son las recomendadas para un buen funcionamiento del organismo a lo largo del día. Levantarse con el tiempo suficiente para ir al trabajo. Si siente que las horas de sueño no son suficientes, dormir una siesta que no supere los 15 minutos.
  • Seguir una dieta equilibrada. Evitar las comidas con exceso de azúcar, grasas y frituras.
  • Reducir las cantidades de ingesta de alcohol café, té, mate, tabaco y sal, si se consumen con exageración.
  • Analizarse en una psicoterapia para focalizar los objetivos tanto en lo profesional o deportivo como en la vida personal y social.
  • Tratar de ver las tareas y los contratiempos como desafíos que permiten crecer y no como situaciones amenazadoras.
  • Aprender a medir las capacidades. No violentarse intentando hacer algo más allá de las posibilidades. Evitar “exprimirse” hasta el agotamiento.
  • Respetar las propias motivaciones y las cosas que realmente gustan.
  • Cuando una tarea no avanza, realizar otra, o hacer una pausa.
  • Dedicarle tiempo libre y ocio –sin remordimientos- a la vida diaria; leer, ir al cine, escuchar música, entre otras.