¿Qué hay detrás de los laureles?

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

laurel

A continuación, veremos todo acerca de los laureles, para utilizarlo dependiendo de la necesidad que tengamos. El laurel es símbolo de gloria, fama y poder, ha sido una planta usada por siempre y considerada desde la antigüedad como un regalo de los dioses. En forma de infusión sirve para tratar el nerviosismo, los mareos, la melancolía, el desgano y la debilidad corporal, y es un excelente regulador menstrual. También puede aplicarse de forma externa en ciertas enfermedades dérmicas o de articulaciones, ya que alivia los problemas reumáticos y dolores óseos.

 

En la antigua Grecia, el laurel era símbolo de gloria y poder: los ganadores de los juegos olímpicos eran coronados con esta planta, a la que se consideraba sagrada, y que era además utilizada por las pitonisas para profetizar.

Y alguna razón había para venerar las hojas del laurel, ya que, además de servir para aromatizar diferentes platos, esta planta posee numerosas propiedades medicinales.

 

Descripción

Se trata de un arbusto o árbol perenne, con tallo lampiño de corteza lisa, madera de color amarillo pálido y ramas erguidas. Las hojas son persistentes, aromáticas y de color verde oscuro.

Las flores son de color blanco amarillento, y los frutos son unas bayas negruzcas ovoidales.

 

Propiedades

Las hojas de laurel tienen propiedades que pueden ser aprovechadas al preparar una infusión curativa que ayuda a tratar y combatir nerviosismo, mareos, melancolía, tristeza, desgano, debilidad corporal, falta de voluntad, problemas de la vejiga, dolores de garganta, problemas pulmonares, parasitosis dérmica, reuma, artritis, parálisis, dolor de estómago, digestión lenta, estrés y sordera. Además, se trata de un excelente regulador menstrual y ayuda a calmar las molestias típicas de “esos días”.

En ciertas enfermedades dérmicas o de articulaciones, también puede aplicarse una cataplasma sobre la zona afectada con una infusión tibia-caliente.

 

Cómo se utiliza

Para preparar la infusión se colocan 10 gramos de hojas de laurel en un litro de agua. Se hierve por 3 ó 5 minutos, se retira del fuego y se deja entibiar. Luego puede tomarse de 3 a 4 pocillos por día.
También puede obtenerse o comprase en farmacia aceite de laurel, que entibiado y puesto en fomentos alivia los problemas reumáticos y dolores óseos.

Por último, se puede encontrar laurel en forma de tintura, en cuyo caso las precauciones han de ser mayores, ya que la concentración de principios activos es mucho mayor.

Como siempre, es importante recurrir a un profesional para que valore la posología y posibles contraindicaciones según el caso.

 

Para qué sirve

  • Estimula el apetito y las secreciones digestivas, así como los movimientos intestinales.
  • Facilita la digestión, mejora o previene situaciones de pirosis o acidez, así como los espasmos intestinales.
  • Favorece la expulsión de las mucosidades de las vías respiratorias y contiene sustancias de acción bactericida, por lo que resulta muy adecuado en caso de afecciones tales como la bronquitis, faringitis, etc.
  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Posee una ligera acción antiinflamatoria.
  • Contribuye a regular la menstruación en la mujer.
  • Es diurético; aumenta la producción y volumen de orina, ayudando a eliminar el exceso de líquidos y toxinas del organismo.

 

En la cocina

El laurel es un condimento típico en guisos de legumbres y en caldos de cocción de pescados y mariscos, en adobos, escabeches, etc.

Pero se debe usar con moderación, porque unifica los sabores cubriendo el gusto propio de los alimentos

 

Para tener en cuenta

El laurel es muy bueno para los inapetentes y para los que tardan en hacer la digestión, por lo que conviene emplearlo en los guisos o bien como infusión de dos hojas de laurel después de las comidas.

 

Combatir la depresión

Para levantar el ánimo y fortalecer la voluntad en casos de depresión o desgano pueden colocarse algunas hojas de laurel en agua fría y dejarlas macerar por la noche. A la mañana, al levantarse, beber el agua. Repetir todos los días durante una semana o hasta que mejore el estado anímico.

 

Cómo conservarlo

Para su conservación, tanto las hojas como los frutos deben secarse protegidos de la luz del sol, por eso conviene guardarlos en recipientes de cierre hermético y en un lugar oscuro y seco.

 

Precauciones y contraindicaciones
Las personas que consumen dosis altas de laurel pueden tener náuseas, vómitos e irritación de la mucosa gástrica.

Por otro lado, el laurel es una de las plantas que con mayor frecuencia produce dermatitis de contacto.

Además, su uso está desaconsejado en caso de gastritis y úlcera, así como en ciertas enfermedades que afectan al intestino y en personas que tienen el estómago delicado.