La nutrición, factor clave en el rendimiento deportivo

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

nutricion-en-atletas

Los deportistas deben conocer sus necesidades alimenticias, ya que una mala alimentación puede contribuir a una baja en el rendimiento deportivo.

Las necesidades nutricionales y alimenticias del deportista son casi idénticas a las de las personas sedentarias. Precisan grasas, proteínas, carbohidratos, vitaminas, minerales y agua en cantidades determinadas por la edad, estructura corporal y nivel de actividad. Estos requisitos pueden compensarse suficientemente con una dieta básica y equilibrada, y no mediante comidas mágicas, dietas maravillosas o suplementos dietéticos que muchas veces pueden resultar perjudiciales.

Ciertas veces, es cierto que cuantitativamente los deportistas pueden tener mayores necesidades nutricionales que las personas sedentarias. Quienes hacen ejercicio regularmente aplican grandes demandas a sus reservas corporales de fluidos y energía y, para conseguir un rendimiento formidable, deben acrecentar su dieta habitual con el objetivo de mantener estas reservas. Los deportistas de alto nivel conocen la importancia que tiene la nutrición y por eso buscan la palabra del profesional, mientras que los que ejercitan en forma amateur normalmente no tienen acceso a este lujo.

 Algunos consejos de nutrición para los deportistas

  • Comer alimentos diversos para obtener energía (proteínas, vitaminas, minerales y fibras) y necesarios para una buena salud.
  • Mantener un peso saludable para reducir el riesgo de hipertensión arterial, enfermedad cardíaca, accidente cerebro vascular, ciertos cánceres y el tipo más común de diabetes.
  • Comer vegetales, frutas y cereales en cantidad, así se satisfacen las necesidades de vitaminas, minerales, fibra e hidratos de carbono complejos y favorecen la disminución de la ingesta de grasas.
  • Consumir azúcares con moderación. Una dieta con gran cantidad de azúcar contiene demasiadas calorías y escasos nutrientes para la mayor parte de las personas y contribuye al deterioro de la dentadura.
  • Lograr una dieta baja en grasas, grasas saturadas y colesterol; para rebajar el riesgo de ataques cardiacos y ciertos tipos de cánceres. Además, las grasas contienen el doble de calorías que la misma cantidad de hidratos de carbono o proteínas, por lo que una dieta baja en grasas favorecerá al deportista a mantener un peso saludable.
  • Consumir sal y sodio con moderación para disminuir el riesgo de presión arterial elevada.
  • Ingerir bebidas alcohólicas sólo con moderación ya que éstas proporcionan calorías, pero pocos o ningún nutriente. El consumo de alcohol es también causa de muchos problemas de salud y accidentes, además de que puede conducir a una adicción.