Dietas vegetarianas y enfermedades

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

vegetarianos

Gracias a las cualidades y beneficios de las dietas vegetarianas, quienes llevan una vida de este tipo tienen algunas ventajas con respecto a aquellos que consumen carne: las dietas vegetarianas ofrecen menor riesgo de contraer enfermedades. Veamos por qué.

Si bien es necesario tener una dieta equilibrada a la que no le falte ninguno de los elementos diarios, lo cierto es que el hecho de suprimir del régimen las carnes y los derivados de animales no sólo puede ayudar a tener buena salud, sino también a evitar problemas comunes.

El menú vegetariano incluye huevos y lácteos, mientras que el vegano prescinde de ellos y de la carne. Si bien quienes consumen leche y sus derivados, así como huevos, cuentan con ventajas, sin dudas la dieta vegana es la más saludable para evitar problemas de salud.

Cardíacos. Los vegetarianos cuentan con niveles de colesterol notablemente inferiores a las personas que comen carne; por esto, las enfermedades cardíacas son poco frecuentes entre ellos. Esto se debe principalmente a que las comidas vegetarianas prácticamente no tienen grasas saturadas ni colesterol, pues este se halla solamente en los productos de origen animal, como la carne, los lácteos y los huevos. Así mismo, el consumo de proteínas vegetales también reduce los niveles de colesterol.

Presión sanguínea. Los vegetarianos tienen una presión sanguínea más baja que quienes llevan una dieta con carne. Además, se reduce la presencia de sodio y es por ello que en algunos casos se aconseja a quienes sufren de presión alta suspender la carne de la dieta, lo que puede ayudar a tal punto que, transcurrido un período de alimentación vegetariana pueda dejarse de tomar medicamentos. Los efectos de una dieta vegetariana se producen además de los beneficios de reducir el contenido en sodio de la dieta. Cuando los pacientes con presión alta empiezan una dieta vegetariana, muchos de ellos son capaces de eliminar su necesidad de medicación.

Diabetes. Es sabido que quienes padecen de diabetes deben evitar la ingesta de grasa y alimentos con colesterol. Así, los regímenes vegetarianos -y especialmente los veganos-, ayudan a controlar la diabetes, pues para combatirla hay que llevar adelante una dieta rica en carbohidratos complejos, y estos se encuentran sólo en los alimentos vegetales. Yendo más lejos, los diabéticos que realizan una dieta vegana pueden reducir en muchos casos los niveles de insulina que toman.

Cáncer. Aunque parezca no tener relación, en los países en que las dietas se basan en vegetales, los casos de cáncer de mama, por ejemplo, se reducen notablemente. Lo mismo sucede con el cáncer de colon respecto a quienes se alimentan de carne, siendo éste uno de los más relacionados con este tipo de enfermedad.

La razón de esto es que los vegetales son más bajos en grasas que las carnes, y también más ricos en fibras. Uno de los pigmentos vegetales que quienes no consumen carnes ingieren en grandes cantidades es el betacaroteno, y éste ayuda a prevenir el cáncer de pulmón. Aunque aún no se han determinado científicamente muchas de las causas por las cuales los vegetarianos tienen menos posibilidades de contraer este tipo de dolencias, lo cierto es que los índices así lo indican, y las personas que no consumen carne poseen incluso mayor cantidad de glóbulos blancos en la sangre, células que buscan y eliminan a las células cancerígenas.

Enfermedades por falta de calcio. Aunque muchos crean que los vegetarianos tienen más probabilidades de tener enfermedades por falta de calcio, sucede todo lo contrario. Quienes consumen carne tienen mayor predisposición a formar cálculos renales o biliares, así como osteoporosis; lo que no se presenta en quienes consumen poca o ninguna proteína animal, que es la que provoca pérdida del calcio en los huesos. Cambiar productos animales por  vegetales, ayuda a reducir el calcio que se pierde.