Productos de la naturaleza para el equilibrio del organismo

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ginseng

Hay sustancias que nos provee la naturaleza y que resultan de gran ayuda para nuestro organismo. Se denominan adaptógenas, porque actúan sobre las células aumentando la producción de energía y facilitando que la obtención de oxígeno y la eliminación de los residuos celulares sea más efectiva: es decir, favoreciendo la adaptación de nuestro cuerpo al ambiente.

Estos complementos ayudan a normalizar los niveles de azúcar en sangre, los desequilibrios hormonales y los efectos nocivos que causa el estrés en nuestro cuerpo, brindando mayor fuerza y vitalidad. Por eso, cuando se inicia un plan de desintoxicación, se aconseja usar al menos uno de los siguientes complementos de hierbas: ginseng de la India, astrágalo, raíz de cascabel, uña de gato, pfaffia, equinácea, trébol rojo, reishi y ginseng siberiano.

Veamos cuáles son sus propiedades.

  • Ginseng de la India

También conocido como cereza de invierno y empleado en la medicina ayurvédica como nivelador, tónico restaurador y adaptógeno, da como resultado una mejora en la resistencia al estrés. Además, reduce la ansiedad, estimula la serenidad y el sueño. También se dice que refuerza los músculos, tendones y huesos; mejora la concentración y aumenta la inmunidad.

Estudios realizados aseguran que las propiedades del ginseng de la India refuerzan el tiempo de reacción, aumentan la agudeza mental y el rendimiento físico en personas saludables. Otras investigaciones añaden que también podría ser utilizado para elevar los niveles de hemoglobina en sangre y como antiinflamatorio.

Dosis: 1 a 2 g de raíz en polvo por día en cápsulas estandarizadas que contengan 2 a 5 mg de withanólidos.

Para tener en cuenta: para facilitar la digestión se puede acompañar con agua o leche tibia o caliente y miel.

  • Astrágalo

Está recomendado para personas activas, ya que ayuda a aumentar la fuerza y la resistencia, fortifica el físico y permite superar la fatiga, recuperando la vitalidad.

Se utiliza para purificar la sangre, hace las veces de diurético y estimula la sudoración. También puede actuar disminuyendo la presión arterial y estimula un equilibrio saludable de los fluidos.

Asimismo, es beneficioso para nivelar y restaurar la función inmune normal.

Dosis: 250 a 500 mg dos veces por día.

  • Raíz de Cascabel

Es un complemento conocido por su capacidad para ayudar al organismo a adaptarse a situaciones cambiantes y es valorado por sus propiedades niveladoras en las hormonas y en los estados de ánimo. Contiene varias hormonas vegetales y resulta muy beneficioso para mujeres con problemas menstruales. Reduce los cambios de estado de ánimo y los sentimientos de depresión, ansiedad y tensión. A su vez, es una alternativa natural efectiva para las terapias de reemplazo hormonal en mujeres posmenopáusicas.

Los extractos de raíz de cascabel son indicados para mujeres con historial de cáncer de mama.

Dosis: 1 a 2 mg dos veces por día en cápsulas estandarizadas para proporcionar 27 unidades de desoxiacteína; 0,3 a 2 ml por día en forma de extracto líquido.

Para tener en cuenta: no puede consumirse durante el embarazo o en época de lactancia.

  • Uña de gato

Su raíz y su corteza contienen potentes alcaloides, algunos de los cuales poseen propiedades anticancerígenas, antiinflamatorias y antivirales. Puede proporcionar equilibrio y apoyo a la función inmunológica estimulando los glóbulos blancos de la sangre para que absorban y destruyan microorganismos, células anormales y cuerpos extraños.

Además, los extractos de esta planta contienen poderosos antioxidantes y ayudan a proteger contra las toxinas del ambiente, el daño genético causado por la luz ultravioleta y el humo del cigarrillo.

Dosis: 300 mg por día, en 2 cápsulas estandarizadas de 150 mg.

Para tener en cuenta: este complemento no debe ser usado durante el embarazo ni mientras la mujer esté amamantando. También está prohibido para personas que hayan recibido algún transplante de órgano o de médula espinal.

  • Equinácea

Es una flor cónica utilizada como remedio tradicional en infecciones respiratorias, reducción de fiebre y alivio de las reacciones alérgicas. Aumenta la inmunidad y estimula la curación, incrementando la cantidad y la actividad de los glóbulos blancos responsables de atacar a las infecciones virales y bacterianas. Está comprobado que esta planta duplica el tiempo que transcurre desde una infección a otra, cuando se compara con quienes no la consumen. Y, si la infección se presenta, tiende a ser menos grave.

También estimula la eliminación de toxinas por medio del sudor.

Dosis: 300 mg de extracto seco tres veces por día durante 1 o 2 semanas.

  • Pfaffia

Conocida también como ginseng brasileño, es una enredadera que suele considerarse una panacea para todas las enfermedades. Además se trata de un alimento nutritivo rico en vitaminas, minerales y aminoácidos. Y tiene abundante cantidad de hormonas vegetales, lo que le permite reducir los altos niveles de colesterol.

Esta planta puede ayudar a que el sistema inmunológico se adapte a diversos tipos de estrés, como el exceso de trabajo, la enfermedad y la fatiga. Se la utiliza también para incrementar los niveles de energía física, mental y sexual, y así estimular el bienestar general.

Es eficaz para el tratamiento de los desequilibrios hormonales femeninos, por lo que se la usa como terapia de reemplazo hormonal natural.

Dosis: 1 g por día en cápsulas.

Para tener en cuenta: no está indicado para mujeres con períodos de sensibilidad hormonal, como el embarazo y ciertos tipos de cáncer.

  • Trébol rojo

Es una especie que contiene tres clases de hormonas vegetales similares al estrógeno, por lo que se utiliza para equilibrar los niveles altos de esta hormona, ya que diluye los efectos de los estrógenos más poderosos en el organismo. Se receta generalmente para tratar el síndrome premenstrual, la endometriosis, los fibromas y los síntomas de la menopausia.

Dosis: 500 mg por día en tabletas estandarizadas.

  • Reishi

La variedad de reishi se ha utilizado en medicina como poderoso adaptogénico, como tónico que proporciona equilibrio y como poderoso antioxidante. Se lo utiliza para reforzar el hígado, los pulmones, el corazón y el sistema inmunológico, y también para aumentar la capacidad intelectual y la memoria, incrementar los niveles de energía mental y física y estimular la vitalidad. En la actualidad, se lo utiliza muy frecuentemente para regular el nivel de azúcar en sangre y para minimizar los efectos colaterales de la quimioterapia. Además reduce la formación de coágulos  y regula la tensión arterial y los niveles de colesterol.

El reishi ayuda a que el organismo se desempeñe al máximo, aumentando los niveles de energía y el sueño profundo.

Dosis: cápsulas de 500 mg 2 a 3 veces por día.

Para tener en cuenta: durante la primera semana de tratamiento pueden presentarse algunos efectos colaterales suaves como diarrea, irritabilidad, sed, sequedad de la piel y sarpullido.

  • Ginseng siberiano

Es uno de los adaptógenos más estudiados. Se lo utiliza para aumentar el vigor y la fuerza durante o después de las enfermedades, y cuando se sufre de estrés y fatiga. También se aprovechan sus propiedades vigorizantes para contrarrestar el cansancio que producen los viajes en avión, y se ha comprobado que ayuda a normalizar la hipertensión arterial y los altos niveles de azúcar en sangre.

Los atletas lo consumen para mejorar el rendimiento y el tiempo de reacción del cuerpo.

Dosis: 1 a 2 mg por día en cápsulas estandarizadas, de 2 a 3 semanas. Interrumpir el tratamiento durante 2 semanas, especialmente entre los jóvenes saludables y de buen estado físico.

Para tener en cuenta: no hay que utilizarlo en caso de hipertensión o tendencia a las hemorragias nasales, menstruaciones copiosas, insomnio, taquicardia, fiebre alta o insuficiencia cardiaca. También está contraindicado durante el embarazo y la lactancia.