¿Quieres hacer actividad física pero no sabes por dónde empezar?

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

footing

No te adelantes: puedes empezar con salir a caminar, dar un paseo, andar en bicicleta o hacer footing. Estas actividades tienen múltiples beneficios para la salud ya que te permiten estar en forma sin demasiado esfuerzo físico ni grandes costos. Lo ideal: empezar de a poco invirtiendo un algo de tiempo todos los días. La clave es practicar alguna de ellas y sumar salud y bienestar a tu calidad de vida. 

Cuánto tiempo invertir

El primer tema que surge a la hora de empezar alguna actividad física es cuánto tiempo se le dedicará. Existen diferentes opiniones al respecto, pero por unanimidad se entiende que no hay una norma estricta sino que depende de quien practica la actividad.

Es probable que al comienzo el tiempo y la intensidad sean bajos, pero de seguro se irán incrementando. No es recomendable arrojarse al ejercicio con la idea de recuperar el tiempo perdido. Lo ideal, según los especialistas, es hacerse un chequeo médico para conocer cuál es tu estado de salud. Además, la edad y situación en la que te encuentres cambiará el optar por un tipo de entrenamiento o ejercicio y la intensidad.

Caminar es hacer actividad física también

Para el comienzo, se aconseja una actividad moderada, como una caminata o un buen paseo: la alternativa saludable al alcance de todos. No demanda ningún mecanismo específico, simplemente puede realizarse al ritmo de cada uno con la posibilidad de aumentar o disminuir la intensidad. Eso sí, para fortalecer el hábito con el tiempo es fundamental elegir una actividad que nos guste y atraiga. El ejercicio de este tipo aumenta los latidos del corazón y mueve grupos de músculos grandes como los brazos y las piernas.

Una de las formas más entretenidas de adquirir el hábito de caminar es hacerlo con grupos de gente, amigos o familia, para que la compañía haga de esta rutina un momento agradable.

También, una buena caminata ayudará a combatir el sobrepeso, siempre que se siga, es lógico, una dieta sana y equilibrada. El sobrepeso es el resultado de sumar y de gastar, es decir que si uno come muchísimo y hace deporte, puede que la cuenta termine en saldo a favor.

Otras sugerencias

El footing es una práctica que se caracteriza por correr a ritmo lento, sin prisa. Este ejercicio se considera “de alto impacto” porque involucra algunas partes del cuerpo de manera más intensa. Existen estudios sobre esta práctica que revelan que realizándolo suficiente para llevar a cabo una vida saludable y mejorar la salud del corazón. Sobre todo si se logra una marcha potente, enérgica y rápida, lo que permitirá disminuir defectos circulatorios.

Por otro lado, no es noticia que una de las maneras de mejorar la forma física es hacer ejercicios aeróbicos y correr. Correr, lo mismo que caminar, está considerado por mucha gente como un hábito aburrido. Un consejo para que la actividad no termine siendo repetitiva, es ir variando los lugares elegidos para correr. Otra sugerencia es evitar llevar a cabo la actividad siempre a la misma hora, lo que puede resultar tedioso y volver el ejercicio una obligación a la fuerza.

Pasear y hacer ejercicio en bicicleta

Si no basta con andar y caminar, siempre se puede recurrir a la bicicleta. Para iniciar el hábito se aconseja ir al trabajo o hacer algunas compras livianas en bicicleta. Recuerda que además de beneficiar tu salud, es una actividad muy positiva para el medio ambiente.

Entonces, te aconsejamos:

  • Marchar: la actividad más simple. Es sugerido hacerlo durante 30 a 60 minutos por día.
  • Hacer Footing: requiere entrenamiento y debe adaptarse a la situación de cada deportista.
  • Hacer natación: aumenta la masa muscular y la coordinación motora.
  • Andar en bicicleta: es importante sostener una buena postura con la espalda derecha.
  • Otros deportes: tenis, remo, ping pong, fútbol y básquet.

Recomendaciones finales

La primera regla para comenzar a andar es que nunca es tarde para iniciar la actividad física. Además, no te olvides que:

  • Siempre es bueno consultar al médico a fin de que tu físico esté óptimo para comenzar con la actividad.
  • Lo mejor es practicar ejercicios al aire libre, con ropa cómoda y en buena compañía.
  • Te conviene esperar algún tiempo antes de salir a hacer ejercicio si acabas de comer.
  • Es mejor evitar las horas donde la exposición del sol es mayor.
  • Subir escaleras, bajarlas, caminar, evitar el colectivo y el subte pueden ser buenas oportunidades para comenzar a ejercitar de a poco.
  • El deporte mejora la ansiedad y la autoestima. Si el cuerpo está en movimiento, el descanso será mejor. Esto sin dudas producirá buen humor y una sensación de bienestar, además de obtener una mejor imagen de nosotros mismos.