Footing como preparación para el entrenamiento fuerte

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

footing

El calentamiento muscular que precede al comienzo de los ejercicios agudos ayuda a la prevención de lesiones.

Prepararse con un paso tranquilo durante 3 a 10 minutos calienta los músculos y los hace más elásticos y resistentes a las lesiones. Este procedimiento activo de calentamiento prepara los músculos para este tipo de ejercicios con mayor eficacia que los métodos pasivos. El agua caliente, almohadillas de calor, ultrasonido o lámpara de rayos infrarrojos no aumentan la circulación de la sangre de modo significativo.

Es importante –además- enfriar por cinco minutos luego de practicar deportes intensos como una carrera, caminata o footing, así el pulso desciende gradualmente. El enfriamiento reside en reducir de forma progresiva la velocidad antes de interrumpir completamente el ejercicio, evitando el mareo al conservar la circulación sanguínea. Además, si una actividad intensa se corta repentinamente, la sangre puede acumularse en las venas de las piernas, reduciendo transitoriamente la irrigación cerebral. Esto puede provocar mareos, hasta desvanecimiento.

También están los ejercicios de estiramiento, que desarrollan los músculos de tal forma que se pueden contraer eficazmente y así lograr un mejor funcionamiento. El estiramiento se debe realizar después del calentamiento el ejercicio para evitar daños musculares.

 La necesidad de descanso

El descanso es una pieza importante del entrenamiento. Porque, aunque es cierto que para mejorar el desempeño es elemental trabajar con constancia, el entrenamiento muy duro acaba por debilitar al deportista. La clave para fortalecerse, es el descanso, además de lograr la optimización fisiológica. Numerosas lesiones articulares y musculares ocurren cuando, luego de un período de ejercicio, el entrenador no toma en cuenta el tiempo para un recuperación adecuada, y también cuando no se interrumpe la actividad ante la aparición del dolor.