Reducir, reciclar y reutilizar

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reciclar

Recordemos que todos nosotros podemos contribuir y aportar con pequeños cambios para mejorar las condiciones del planeta y nuestra calidad de vida a corto y largo plazo. Las tres palabras clave son: reducir, reciclar, reutilizar.

Reducir

  • Reducir todo lo posible el volumen de productos que consumimos, así como el uso de todo aquello que proceda de recursos naturales que puedan terminarse algún día; estos productos necesitan materias primas como agua, energía y minerales que pueden agotarse o tardar muchísimo tiempo en renovarse.
  • Reducir el consumo de productos no necesarios.
  • Es conveniente elegir productos con menos envoltorios (lo importante es el contenido y no la presentación), y especialmente los que utilicen materiales reciclables.
  • Aprender a reducir el uso doméstico de productos tóxicos y contaminantes, para contaminar menos nuestros ríos y mares.
  • Reducir la utilización de bolsas de plástico para la compra.
  • Reducir el uso papel y bandejitas de aluminio.
  • Reducir el consumo de productos descartables (preferir siempre las alternativas de cristal, cerámica o tela).
  • Reducir el uso de automóviles y aprovechar para hacer un poco de ejercicio: caminar o andar en bicicleta.
  • Resulta fundamental, además, reducir el consumo de energía. Para lograrlo:
  1. Apague el televisor cuando no lo esté viendo.
  2. No deje abierta la puerta de la heladera cuando.
  3. Apague las luces cuando no las necesite.
  4. Si tiene que comprar bombitas nuevas, procure que sean de las llamadas “de bajo consumo”.
  5. En invierno es conveniente cerrar los radiadores o apagar las estufas de las habitaciones que no se utilizan y poner el termostato a una temperatura moderada.
  • También es más que importante reducir el consumo de agua, que es un recurso natural que se agota. Para esto:
  1. Cierre la canilla si no está utilizando el agua (por ejemplo, al cepillarte los dientes).
  2. Es preferible tomar duchas breves.
  3. Recuerde arreglar la canilla que gotea o el tanque que pierde agua.

Reutilizar

Cuantos más objetos reutilicemos, menos basura produciremos y menos recursos agotables tendremos que gastar:

  • Comprar líquidos en botellas de vidrio retornables.
  • Al utilizar papel para escribir, utilice ambos lados de las hojas. También puede utilizar el papel viejo para hacer envoltorios.
  • Al preparar el café es conveniente utilizar filtros reutilizables y lavables, el sabor no cambia.
  • No tire juegos, ropa ni zapatos. Busque siempre la manera de donarlos o regalarlos.
  • También la madera y los trapos viejos pueden ser aprovechados y reutilizados para otros fines.

Reciclar

El sentido de esta palabra es volver a utilizar materiales para fabricar de nuevo productos similares.

Este paso debe ser el último de los tres mencionados: si no puede reducir el consumo de algo en particular, ni tampoco reutilizarlo, entonces, al comprarlo, tenga en cuenta siempre si ese producto puede reciclarse.

¿Qué es lo que se puede reciclar sin problema?

Papel, cartón, cristal y restos de comida (para hacer abono orgánico, también denominado compost). ¿Cómo hacerlo?

  • El papel reciclado evita que se tire a la basura todo el papel que se utiliza. Utilice este papel siempre que pueda, y a la hora de tirarlo sepárelo de la basura orgánica y llévelo a algún lugar donde lo reciclen.
  • Si no puede encontrar un producto líquido en un envase de cristal recargable, siga eligiendo el vidrio y luego lleve las botellas vacías a un contenedor de vidrio. Pero investigue siempre primero si en el almacén de su barrio no recogen las botellas para volver a utilizarlas. Recuerde que siempre es preferible reutilizar, así no hay que gastar tanta energía en hacer botellas nuevas.

Fuente: Greenpeace