Tres pasos efectivos para desintoxicar el cuerpo y la mente

Comparte esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nuestra mente es víctima de los efectos nocivos de la mala alimentación, la falta de recreación y el estrés por lo que debemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.

Aprendamos el ejercicio de la Relajación

La relajación es una parte importante del proceso de desintoxicación y produce efectos favorables en la mente, el cuerpo y el espíritu.

Existen varias terapias complementarias relacionadas con la relajación. Por ejemplo, un tranquilo baño de aromaterapia ayuda a concluir el día gratamente. También se puede recurrir, cuando se necesite un poco de ayuda extra, a las hierbas relajantes suaves.

Aquí le contamos cómo hacer un ejercicio de relajación que puede practicarse todos los días:

  1. Colóquese de pie cómodamente, con las piernas entreabiertas. Doble la cintura hacia adelante hasta tocar el piso con las puntas de los dedos de la mano. Al bajar expulse el aire y al estirarse inspire.
  2. Siéntese sobre una manta en el suelo con las piernas cruzadas, o de alguna otra forma, lo más cómoda posible. Puede sujetarse ligeramente con las manos en las rodillas, pero no deje los dedos en tensión. Inspire y espire tranquilamente por la nariz. Estírese para poner recta la parte superior del cuerpo y la cabeza al inspirar, y relájela al espirar (bajando la cabeza)
  3. Siéntese sobre una manta blanda con las piernas estiradas hacia delante (puede doblar un poco las rodillas). Incline el cuerpo hacia delante con la columna recta. Intente tomarse la punta de los pies con los dedos de la mano. Presione el cuerpo hacia adelante. Relaje el cuerpo volviendo lentamente a la posición inicial.
  4. Siéntese en el suelo con las piernas abiertas y las puntas de los pies mirando hacia afuera. Inclínese con todo el cuerpo hacia la izquierda (pasando el brazo derecho por encima de la cabeza) quédese un instante en esa posición. Vuelva a empezar pero inclinándose hacia el otro lado.
  5. Acostada en el suelo boca arriba, lleve los brazos hacia un lado y las piernas hacia el otro. Descanse unos minutos en esa posición. Vuelva a comenzar cambiando de lado.
  6. Para terminar con los ejercicios, colóquese de costado en posición fetal y, con la ayuda de alguna música suave termine con el plan de relajación. Para incorporarse, levántese lentamente hacia un costado hasta llegar a sentarse, luego párese de a poco, estire lentamente el cuerpo hasta encontrarse de pie. Lo último en levantarse es la cabeza.

Respirar correctamente

La respiración es una función básica para el organismo y no podemos prescindir de ella. Pero generalmente solemos respirar de manera acelerada y superficial por desconocer los beneficios de la respiración profunda y no incorporarlos como un hábito que, con el tiempo, podamos realizar de manera espontánea.

Una respiración profunda contribuye a que el sistema respiratorio funcione adecuadamente y, en consecuencia, hace que las células y los músculos del cuerpo se oxigenen como corresponde. Si uno se concentra en respirar de la forma más profunda posible consigue que aumente la cantidad de oxígeno en sangre; esto permite una mayor relajación y un aumento de la energía corporal.

Para ir practicando, aquí les proponemos un ejercicio para la respiración profunda.

  1. Acuéstese con las piernas flexionadas y apoye las manos sobre el abdomen.
  2. Inspire lenta y profundamente por la nariz, concéntrese en el movimiento del abdomen y observe como la mano sube a medida que entra el aire en los pulmones.
  3. Lleve el aire directamente a la parte baja de los pulmones, sintiendo como se hincha el estómago y luego llene de oxígeno la parte superior del pecho.
  4. Mantenga el aire allí durante unos instantes.
  5. Expúlselo por la boca lentamente hundiendo el abdomen. Sienta como el cuerpo se libera de la tensión.

Para comprobar si está respirando de esa forma, coloque su mano en la caja torácica (sobre el esternón). Si el tórax se hincha y el abdomen sobresale al inspirar, es una señal de que se está realizando bien.

El poder de la Meditación

Aquí les proponemos tres ejercicios de meditación que ayudan a depurar la mente, mejoran la concentración y favorecen el bienestar general:

1 – El mantra

  •  Recuéstese cómodamente sobre una manta o colchoneta con ropa holgada y deje que la mente se relaje sin concentrarse en nada en particular.
  • La luz del lugar donde practicará este ejercicio tiene que ser tenue y debe existir absoluto silencio salvo el de una música suave para poder meditar y que, por supuesto, no lo desconcentre en esta tarea. Si lo prefiere, puede encender un incienso.
  • Para esta meditación es necesario utilizar un mantra o una palabra clave que provoque una vibración al pronunciarla mentalmente. Este mantra debe repetirse muchas veces hasta conseguir disipar todos los pensamientos. En el momento en que aparecen nuevos pensamientos retome el mantra para evitarlos.
  • Realice este ejercicio por el término de 15 minutos luego de los cuáles sentirá que su mente se encuentra descansada y libre de todo tipo de preocupación.

2 – La música

  • Prepare la habitación y su cuerpo igual que en el ejercicio anterior. Esta meditación consiste en una relajación mental a través de una música de relajación o una música clásica.
  • Deje la mente libre de toda preocupación y pensamiento e internalice la música como si formara parte de ella. Déjese llevar por los sonidos, sienta la vibración de ellos. Otórgueles mayor o menor intensidad en su mente y su cuerpo.
  • Manténgase en ese estado hasta que finalice la música elegida. Si lo cree necesario, vuelva a comenzar.
  • Este ejercicio se recomienda a personas que se encuentren familiarizadas con la meditación ya que, de lo contrario, el sonido de la música puede actuar como un factor de desconcentración.

3 – La concentración

Los métodos que siguen focalizan la atención en algún elemento creado por la mente. Para todos se recomienda adoptar las sugerencias descriptas en el primer ejercicio.

  • Represente en su mente una figura geométrica con la mayor precisión posible. Estudie su forma desde distintos ángulos de enfoque. Tíñala de un color, dele un tamaño, una dimensión, una textura, una luminosidad, etc. Cambie nuevamente de color, forma, textura, etc.
  • Imagine un paisaje con la mayor cantidad de detalles posibles. Incorpore su cuerpo en ese paisaje y verifique los componentes que tiene en su interior, si hay árboles, de qué especie son, cómo huelen, si el cielo es celeste o esta nublado, si hay un lago, observar si hay animales en su interior, etc.
  • Encienda una vela o un incienso en una habitación oscura. Siéntese a una distancia prudencial frente a ella y observe ese punto luminoso sin forzar la vista y parpadeando la menor cantidad de veces posibles. Lo fundamental es que esa luz difusa aleje cualquier pensamiento.

 Cada uno de estos ejercicios debe practicarse durante alrededor de 10 minutos.

Para meditar mejor

Aquí van algunos consejos para tener en cuenta a la hora de poner en práctica los ejercicios de meditación que les proponemos:

  • Los ejercicios deben realizarse, en lo posible, siempre en el mismo lugar.
  • Resulta conveniente cerrar la puerta y quedarse en penumbras.
  • Puede prenderse un incienso o una vela blanca.
  • Los primeros ejercicios de meditación no deben exceder los cinco minutos. Luego se debe ir aumentando progresivamente el tiempo hasta llegar a los veinte minutos.
  • Realizar la meditación antes de comer (al levantarse o antes de acostarse) o luego de dos o tres horas de haber ingerido un alimento.
  • Orientar el cuerpo hacia el Este o el Norte.
  • Sentarse con las piernas cruzadas (posición de loto) o en una silla. Lo importante es mantener la columna derecha, porque contribuye a una actitud mental positiva y porque posibilita que la energía vital llegue hasta el cerebro.
  • Colocar las manos con las palmas hacia arriba sobre los muslos (o las rodillas si se encuentra sentado), los codos atrás, los omoplatos cerca el uno del otro, el pecho hacia adelante y el mentón apenas hacia atrás (paralelo al suelo).
  • Cerrar los ojos
  • Para comenzar con la meditación tensar todas las partes del cuerpo para después relajarlo.
  • Acompañar la meditación inhalando (por nariz), respirando y exhalando varias veces lenta y profundamente para posibilitar la eliminación de toxinas.

Beneficios en cuerpo y mente

Aquí les contamos cuáles son algunos de los efectos beneficiosos que otorgan los ejercicios de relajación, meditación y respiración que les proponemos en esta nota.

A nivel físico

  • Refuerzo del sistema inmunológico
  • Equilibrio de las funciones del organismo
  • Sedación neurológica
  • Estabilización de la tensión arterial
  • Aumento de la vitalidad
  • Incremento de la energía
  • Mejora de las posturas corporales
  • Beneficios para el corazón
  • Una mejor calidad de vida
  • Refuerzo del sistema nervioso

A nivel mental

  •  Brinda mayor serenidad al individuo para desenvolverse en la vida cotidiana
  • Equilibrio de las funciones mentales
  • Aumento de la autoestima y el ánimo.
  • Mejor capacidad de atención, concentración, memoria, claridad de pensamiento y lucidez.
  • Mejoras en la comunicación
  • Incremento de la inteligencia
  • Control absoluto de los pensamientos

A nivel espiritual

  • Mayores niveles de tolerancia.
  • Paz interior
  • Gran intuición
  • Trascendencia del hombre
  • Gran fuerza de voluntad
  • Libertad y plenitud interior.
  • Mayor tranquilidad

Gratificarse para estar mejor

La desintoxicación debe ser un proceso placentero; para conseguirlo, uno debe permitirse una gratificación diaria, como un masaje, un tratamiento facial o lo que apetezca. También es importante cuidar el aspecto sexual de modo de mantenerlo activo, ya que es gratificante en todo aspecto y hace bien al cuerpo y la mente.

También es bueno ocuparse de asuntos hogareños, como cambiar u ordenar la casa, reorganizando objetos y espacios. Para esto resulta útil el arte del feng shui.

Por último, hay que trabajar para eliminar los pensamientos negativos, que son los tóxicos de la psique. Una desintoxicación verdadera incluye también su eliminación.